TYPO3 Cumulus Flash tag cloud by TYPO3-Macher - die TYPO3 Dienstleister (based on WP Cumulus Flash tag cloud by Roy Tanck) requires Flash Player 9 or better.

 

Las 5 conclusiones más relevantes para los gobiernos locales en la COP23

Cierre de la Cumbre Climática de Líderes Locales y Regionais
Desayuno de la delegación sudamericana en la COP23, em Bonn.

05/12/2017*

La 23 ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23) en Bonn, Alemania, cerró el 18 de noviembre de 2017. Aquí están nuestras principales conclusiones y la evaluación de lo que significa todo esto para los gobiernos locales y regionales, y para la acción climática mundial.

1. La COP23 demostró que el Acuerdo de París es imparable e irreversible, donde los gobiernos locales y regionales están posicionados como importantes protectores

Los gobiernos locales y regionales han asegurado un claro rol de liderazgo en esta COP. Ahora están en el punto de mira, con una voz fuerte que está ganando influencia con el tiempo.

Este es un momento político importante para la acción climática a nivel mundial. Aunque las expectativas iniciales eran que esta COP sería una conferencia de direccionamientos, la COP23 rápidamente se transformó en un evento mucho más grande y relevante.

Esto fue, al menos en parte, debido al anuncio de los Estados Unidos de su retirada del Acuerdo de París el pasado mes de junio. Esto inmediatamente provocó una reacción de miles de ciudades y regiones, así como de importantes empresas e instituciones académicas en los Estados Unidos y en todo el mundo. En particular, los actores de EE.UU. dejaron en claro que tenían toda la intención de respetar el Acuerdo y declararon firmemente que todavía están interesados en la acción climática (We Are Still In).

Desde que los gobiernos locales y regionales obtuvieron el reconocimiento oficial en el Acuerdo de París, han asumido un papel más central en la conversación sobre el cambio climático. En la COP23, los líderes locales y regionales mostraron que están desempeñando un papel importante y constante en la acción climática global.

Esta edición fue un marco en términos del tamaño y la diversidad de la delegación presentes en el evento de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC). Participaron de la delegación en la COP23 1000 delegados, con más de 300 líderes. De América del Sur, participaron más de 40 delegados de 19 ciudades, entre ellos alcaldes de las ciudades de Rosario (Argentina), Campinas (Brasil), Manaus (Brasil) y Palmas (Brasil) y representantes de gobiernos asociados a la Red ICLEI: Buenos Aires (Argentina), Rosario (Argentina), La Paz (Bolívia), Belo Horizonte (Brasil), Campinas (Brasil), Curitiba (Brasil), Londrina (Brasil), Manaus (Brasil), Estado de São Paulo (Brasil), Niterói (Brasil), Palmas (Brasil), Porto Alegre (Brasil), Recife (Brasil), Salvador (Brasil), Area Metropolitana do Valle de Aburrá (Colômbia) e Quito (Equador).

 También fue la primera vez en la historia de las COP que un evento de líderes locales y regionales fue encuadrado como una colaboración con la Asociación de Marrakesh para la Acción Global del Clima, proceso a través del cual los stakeholders no Parte se comprometen con las acciones climáticas globales. Esto indica la centralidad y la importancia de los gobiernos subnacionales en el impulso del progreso global.

También fue la primera vez en la historia de las COP que un evento de líderes locales y regionales fue encuadrado como una colaboración con la Asociación de Marrakesh para la Acción Global del Clima, proceso a través del cual los grupos interesados no Parte se comprometen. Esto indica la centralidad y la importancia de los gobiernos subnacionales en el impulso del progreso global.

2. Los objetivos nacionales no son suficientemente fuertes y la brecha global de emisiones es enorme: este es el momento perfecto para involucrar a los gobiernos locales en el cumplimiento de los compromisos nacionales y aumentar las ambiciones a nivel mundial.

Según un análisis reciente de UN Environment, los compromisos nacionales actuales cubren solo un tercio de las reducciones de emisiones necesarias para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados. Además, parece que el presupuesto global de carbono disponible para el escenario de 1.5 grados se habrá agotado para el 2030. Todos estos hechos subrayan que las naciones, todos los niveles de gobierno y todos los interesados en el clima necesitan elevar las ambiciones climáticas globales lo más rápido posible.

La Cumbre Climática de Líderes Locales y Regionales fue una demostración en vivo de que la gobernanza multinivel no es solo un concepto impulsado por los actores subnacionales. De hecho, tiene un nivel cada vez mayor de legitimidad e importancia para los gobiernos nacionales. La Cumbre, copatrocinada a través de una asociación multinivel entre la ciudad de Bonn y su región matriz, Renania del Norte-Westfalia, fue notable en términos de la representación de todos los niveles del gobierno.

El tema de la colaboración entre niveles de gobierno también condujo discusiones en el Pabellón de Ciudades y Regiones en la Zona de Bonn. Con la participación de representantes de gobiernos municipales y federales de Argentina, Brasil y Colombia, ICLEI Sudamérica llevó el debate al contexto de la región y presentó los desafíos de la implementación de NDC en el contexto local. Uno de los principales desafíos es el acceso a los recursos financieros internacionales y la habilitación de líneas de financiación para que los municipios apoyen la implementación de la estrategia climática nacional.

El Compromiso de Bonn-Fiji con los Líderes Locales y Regionales de llevar el Acuerdo de París a todos los niveles, adoptado por cientos de líderes en la COP23, destaca que los gobiernos locales y regionales de todo el mundo se han comprometido a reducir sus emisiones globales: 1.019 gobiernos locales y regionales que informan al ICLEI se han comprometido colectivamente a reducir sus emisiones en 26.8 gigatoneladas para 2050. Mientras tanto, el impacto agregado de las 7,494 ciudades y gobiernos comprometidos con el Pacto Mundial de Alcaldes por el Clima y la Energía podría reducir colectivamente las emisiones 15.64 gigatoneladas entre 2010 y 2030. Además, más de 100 estados y regiones que informaran a CDP en 2017 podrían reducir las emisiones en 21.9 gigatoneladas acumulativamente para 2050.

Estos compromisos indican un fuerte nivel de dedicación, pero se necesita hacer más para garantizar que los gobiernos locales y regionales puedan implementar políticas y planes de acción diseñados para apoyar directamente los objetivos climáticos de París. En la COP23, a través de la Cumbre del Clima de Líderes Locales y Regionales y el Compromiso de Bonn-Fiji, quedó claro que los gobiernos nacionales pueden cumplir sus compromisos y plantear ambiciones a nivel mundial, siempre y cuando hagan del desarrollo urbano sostenible una parte central de los planes de acción climática nacional conocidos como NDCs, e involucrar plenamente a todos los niveles de los gobiernos.

En este momento en que las Naciones están definiendo el conjunto de reglas que rigen el Acuerdo de París es extremadamente importante considerar el componente local en sus planes de inversión, promoviendo la gobernanza multinivel. Durante el Hábitat + 1, en Quito, se establecierons conversaciones con una variedad de actores y a partir de eso, ciudades latinoamericanas, lideradas por el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, están proponiendo un Llamado a la Acción a los Líderes de América Latina para presionar por la integración vertical de las estrategias de implementación del NDC. Esta invitación será llevada al Summit One Planet, convocado por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en diciembre.

3. El Diálogo Talanoa abre las puertas a alianzas multinivel y de múltiples stakeholders. Los gobiernos locales y regionales ahora tienen la oportunidad y el deber de extender esto a cada ciudad y región del mundo.

El Diálogo Talanoa, también conocido como el Diálogo de Facilitación de 2018, dará inicio al proceso en el que las naciones revisarán sus planes climáticos actuales antes de la próxima etapa de Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional que se presentarán en 2020. Su objetivo será mejorar la ambición, especialmente hacia un objetivo de 1,5 grados Celsius. Se alentó a los gobiernos locales y regionales, así como a otras partes interesadas no Parte, a contribuir al proceso.

Es particularmente importante que el resultado de la COP23 invite a las partes interesadas nacionales y no Partes a llevar el diálogo sobre la ambición mejorada fuera del proceso de la CMNUCC y hacia cada país. Las ciudades y las regiones, como resultado, estarán mucho mejor posicionadas para influir en el proceso y para asesorar o presionar a sus gobiernos nacionales para que hagan más sobre el clima y lo hagan más rápido.

La COP23 trajo multiples iniciativas que apuntan a vincular diferentes niveles de gobiernos en la acción climática. ICLEI fue anunciado como el primer miembro asociado de la Alianza NDC, y el Pacto Mundial de Alcaldes por el Clima y Energía ahora une a la Comisión Europea con las redes mundiales de gobiernos locales.

4. El avance del Programa de Trabajo del Acuerdo de París ha permitido avanzar en la construcción de una sólida arquitectura climática global.

El Programa de Trabajo del Acuerdo de París fue posiblemente el tema principal de la agenda en la COP23. La evolución en el título de este documento, desde el libro de reglas hasta la guía de implementación del programa de trabajo, ya refleja que los resultados de los procesos globales solo proporcionarán una guía básica, mientras que las decisiones definitivas se tomarán en los países. Una vez completado, este documento será un conjunto detallado de instrucciones acordadas sobre cómo informar el progreso, alinear los métodos de contabilidad de emisiones y, en general, implementar el Acuerdo de París en cada país, entre otras cosas.

Al final de la COP se publicó un borrador avanzado: un documento con más de 250 páginas que compila las diversas posiciones sobre la mesa. El documento final de la COP23 reconoció la necesidad de más tiempo y pidió nuevas sesiones en 2018 para seguir trabajando en el texto, a fin de tener un documento para acordar en la COP24 en Katowice, Polonia, en noviembre.

5. Tenemos 3 años críticos por delante para salvaguardar el Acuerdo de París y el clima mundial.

Todos los niveles del gobierno y todas las partes interesadas en el clima pueden sentirse alentados por la creciente solidaridad en todo el movimiento climático, a pesar de que la realidad del cambio climático nos confronta. Fiji, la nación que preside esta COP más reciente, difundió un inspirador mensaje de unidad. Reunieron a las naciones y las partes interesadas para formar una gran coalición de actores climáticos que impulsan la acción mundial hacia adelante.
Varios eventos clave a finales de este año y en 2020 marcarán momentos cruciales en la acción climática y la promoción.

2017

Cumbre de Macron: en julio durante la Cumbre del G20, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció planes para celebrar una cumbre en París el 12 de diciembre de 2017, dos años después de la adopción del Acuerdo de París. Se espera que One Planet Summit sea sede de una serie de anuncios e iniciativas dirigidos a los Jefes de Estado y por otros actores del clima.

2018


A partir de enero, el Diálogo Talanoa brindará a los gobiernos locales y regionales una oportunidad sin precedentes para debatir los planes climáticos con sus contrapartes nacionales a lo largo de 2018.

En marzo, la Conferencia de Ciudades y Cambio Climático del IPCC, que tendrá lugar en Edmonton, Canadá, evaluará el estado del conocimiento académico y práctico relacionado con las ciudades y el cambio climático, y establecerá una agenda de investigación global basada en identificar las brechas de las comunidades académicas, profesionales y de formulación de políticas urbanas.

En junio de 2018 ICLEI World Congress 2018, miles de representantes de gobiernos locales y regionales se reunirán en Montreal, Canadá, para mostrar su compromiso y acción diseñados para promover la sostenibilidad urbana, un punto crítico para la acción climática global en un mundo que se urbaniza rápidamente.

2018 concluye con la COP24, donde se espera que las naciones adopten el programa de trabajo final para la acción climática global.

2019

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, convocará la Cumbre del Clima de la ONU 2019 en Nueva York en la sede de la ONU. Al igual que la Cumbre anterior en 2014 que impulsó el Acuerdo de París, esta Cumbre en 2019 desempeñará un papel importante para garantizar que las acciones y ambiciones se aceleren antes de 2020. La Cumbre también puede aprovechar la participación de los stakeholders comprometidos en el proceso de reforma de la ONU para la COP25, se espera que la 25ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se celebre en América Latina en noviembre y diciembre, pero el país y la ciudad aún no se han definido.

2020
Todas las naciones y todos los interesados en el clima deben sorprenderse a sí mismos y al resto del mundo en los próximos años y enviar un mensaje sólido a través de estas plataformas globales. Necesitamos alcanzar el objetivo de 1.5 grados.

 

* Versión adaptada de la publicación original. Acceda al texto completo en inglés.

Destaques da Delegação América do Sul na COP23
 
 
 
Google+
PT | ES